fbpx

5 Roles principales de la Familia frente a El Autismo

Por: Nelma Liz Ortiz Correa, MSW -Trabajadora Social, Centro de Ponce

La familia tendrá la gran encomienda de encaminar a sus hijos.

Asícomo, proporcionarles todas las condiciones óptimas para que el niño o niña con Autismo se desarrolle en un ambiente de equidad, integro, digno y de amor.  Además, la familia debe ser el escenario idóneo que potencie las capacidades y fortalezas de los niños y niñas con Autismo para que, puedan tener una inclusión social oportuna. Con una base sólida, esos niños se convertirán en futuros adultos funcionales y felices.   

Algunos de los roles principales que la familia con un miembro con Autismo, deben ejecutar son: 

  1. Participar en los espacios de evaluación, discusión, diseño, formulación de planes de tratamiento y formativos.  

Para esto, los padres o personas encargadas deben documentarse y estudiar sobre todo lo relacionado al proceso. De esta manera, los padres se empoderan y sabrán identificar qué es lo mejor para sus hijos. El desarrollo de los tratamientos, deben ser decisión tomada en equipo incluyendo esencialmente a los padres. Es importante puntualizar que, todos los niños responderán de forma distinta a los tratamientos. Por eso, la importancia de conocer las necesidades específicas de sus hijos para poder diseñar un plan individualizado.  

2. Defender sus derechos y responsabilidades y fomentar el desarrollo de su autonomía e independencia.  

Al final, la misión debe ser que el niño o niña con Autismo, se desarrolle de tal manera que pueda convertirse en un adulto funcional e independiente. Mucho va a depender de la intervención temprana, de la consistencia, del modelaje de los padres y familia, así como de las personas significativas. En este aspecto, será necesario que la familia cuente con asesoría, psicoeducación y seguimiento psicosocial. Esto permitirá a la familia evaluar cada paso, medir logros y reformular nuevas metas de manera continua.  

3. Proporcionarles las condiciones necesarias para que alcancen y mantengan una salud integral adecuada, que incluye lo aspectos físico, psicomotor, mental, intelectual, emocional y afectivo.   

El seguimiento terapéutico, el de especialistas, los monitoreos periódicos, las reevaluaciones, el área educativa y formativaserán herramientas necesarias para lograr la salud integral del niño o niña con Autismo. Los hábitos saludables, la prevención y buena higiene también son áreas que la familia debe asegurar estén cubiertas   

4. Brindarle las condiciones necesarias para la recreación y socialización. 

Aun cuando pueda ser todo un desafío, este rol es muy importante. Hay que estar  dispuestos a intentarlo y cometer errores. La recreación no tan solo ayudará a  que el niño se divierta y haga lo que por naturaleza está llamado a hacer: jugar. Sino  también permitirá que se integren otros componentes importantes para su desarrollo  como lo es la confianza en su entorno.  

5. Educarlos con amor, comprensión y tolerancia. 

A la familia lograr este rol, estará garantizando hasta cierta medida que el niño en el  futuro se proteja contra prácticas discriminatorias de terceros. Y es que el niño que  es educado con estas tres virtudes, desarrollará una confianza plena, así como, un  autoconcepto saludable.  

El valor de la familia en la vida de cualquier persona es invaluable. Para los niños y niñas con el Diagnóstico del Espectro de Autismo será su principal refugio. Si como encargado de una persona con Autismo presentas dudas con relación a tus roles y responsabilidades, busca recursos que te puedan ayudar 

Referencias:  

Cabezas Pizarro, H.(s.f LOS PADRES DEL NIÑO CON AUTISMO: UNA GUÍA DE INTERVENCIÓN. Revista 

 Electrónica «Actualidades Investigativas En Educación», (Volumen 1, Número 2). 

 REYES CONTRERAS, J. (2013). AUTISMO Y FAMILIA: UNA RELACIÓN SILENCIOSA (Doctorado). UNIVERSIDAD 

DEL VALLE FACULTAD DE HUMANIDADES ESCUELA DE TRABAJO SOCIAL Y DESARROLLO HUMANO 

SANTIAGO DE CALI 2013. 

Ley para la Seguridad, Bienestar y Protección de Menoresderogar la Ley 177 de 2003 y enmendar Ley 201 de 2003, Ley de la Judicatura. LEY NUM. 246 DE 16 DE DICIEMBRE DE 2011 (2011). Estado Libre Asociado de P.R. 

en_USEnglish