Envíanos tu donación ya!

Autismo responde

SER de Puerto Rico » Autismo » Cómo ayudar al descanso de los niños con autismo ← ¡Usted esta aquí!

Autismo

Cómo ayudar al descanso de los niños con autismo

04-01-10 * Tags: , , ,

Autismo - SER de Puerto Rico

Para los padres de algunos niños con la condición de autismo la hora de dormir puede ser muy difícil porque el reloj interno del niño o niña parece permanecer en constante actividad. Apagar su energía puede ser una tarea prolongada e intensamente drenante que demanda mucha paciencia y constancia dejando a los padres agotados. Las horas de sueño son cortas o interrumpidas. Algunos tienden a levantarse varias veces en la noche con nueva vitalidad y deseos de continuar con las actividades de juego o sus rutinas repetitivas preferidas, lo que lleva a que uno de los padres tenga que permanecer en vigilia para garantizar la seguridad del niño o niña que vive a merced de una condición tan desconcertante como es el autismo. Por eso establecer una disciplina en las rutinas del sueño es de gran importancia para la salud emocional de todos los miembros de la familia.

Cómo ayudar al descanso de nuestros niños con autismo

El descanso adecuado durante la noche es bien importante para todo ser humano, sobre todo durante la infancia. Por eso es bien importante que al momento de escoger como vamos a decorar, amueblar y distribuir la habitación de un niño con autismo en consideración varios factores, tales como:

  • Mobiliario – En la habitación debe de haber solo el mobiliario necesario para dormir y guardar la vestimenta. Tenga el cuarto lo más vacío posible para que permita al niño relajarse. Mueva todos los juguetes a otra parte de la casa. Tenga una caja grande de color sólido de madera o plástico en el cuarto para guardar sólo aquellos juguetes favoritos del niño. Deje algunos cojines grandes en una esquina que permita al niño sentarse o incluso acostarse si no desea estar en la cama.
  • Ambiente - Al habilitar el cuarto debemos considerar la ventilación, iluminación y fuentes de ruido. Se recomienda que la cama se ubique en el lugar más fresco para que haya circulación del aire. Trate que no quede ubicada donde se reciban rayos de luz de manera directa ya que esto afecta el tiempo de sueño del niño. Es importante que al momento de escoger el mattress se asegure es el adecuado para la cama y que no quedan huecos en las esquinas. Sí el niño aún moja la cama debemos proteger el mattress para que no se humedezca y el niño se incomode y se despierte interrumpiendo su sueño.
  • Colores – Asegure que las paredes tengan un color que de sensación de calma. El color crea la atmósfera. Evite los colores brillantes y alborotosos. Puede combinar con algún color que le guste al niño en tonos pasteles y sólidos. Por ejemplo, si al niño le gusta el azul puede escoger un azul bebé. Estudios han demostrado el efecto de algunos colores, tales como que el amarillo crea un atmosfera de alegría, el naranja aumenta el apetito, el verde crea balance y el azul resulta relajante aunque también podría deprimir un poco. Preseleccione los colores adecuados y hasta donde pueda deje que sea el niño quien los escoja.
  • Iluminación – Para lograr el descanso, la habitación no debe estar iluminada completamente. Debe haber alguna luz indirecta que le permita capturar el sueño y descansar de manera continua. En las noches podemos tener una pequeña luz (night light) que nos permita movernos en la habitación en caso de ser necesario.
  • Ruidos – Debe fomentarse el ambiente más adecuado para que el niño descanse, así que debemos eliminar aquellos ruidos que puedan molestar e interferir con la hora de sueño. Debemos eliminar ruidos de televisores, bocinas, gritos y otros. Si pone música, que para algunos niños resulta muy relajante, debe ser una suave e instrumental y en volumen bajo; preferiblemente clásica. El uso de sonidos naturales como el monótono ritmo de las olas puede tener un efecto relajante para algunos niños. El tono de voz que se utilice en la habitación al momento de dormir debe igualmente mantenerse suave, lento y relajado en un nivel moderado para que sirva de señal de que es hora de descansar.
  • Rutina – Es importante establecer una rutina de sueño y descanso. La consistencia con la que se establezca tal rutina ayudará a fomentar un hábito de sueño lo que facilitará que prospectivamente el niño se retire a descansar sin indicaciones directas. Para establecer que es la hora de ir a dormir, se sugiere que se determine la hora especifica (8:00 pm es una buena hora); póngale la pijama media hora antes de irse a la cama, luego de asearle suavemente con una toallita húmeda para relajarlo (el baño completo justo antes de la hora de dormir en algunos niños tiene el efecto de energizarlos);coloque la pijama siempre en el mismo sitio; baje la luces de la casa para indicar que la actividad está disminuyendo. Esta rutina será el preámbulo a la hora del descanso. Aún los adultos hacemos una rutina al final del día que nos preparara antes de ir a dormir. Un buen descanso nos ayuda a estar alertas, tranquilos, a almacenar energía y disminuye la irritabilidad.

Su donación da esperanza.

Ayúdanos a mantenernos proveyendo oportunidades de vivir, educarse, trabajar y divertirse, a las personas con discapacidades y autismo de Puerto Rico.

Envíanos tu donación aquí

Deje un comentario

SER de Puerto Rico

© 2010 - 2014 SER de Puerto Rico, Todos los Derechos Reservados.
Diseño Web y Desarrollo Web por
kolapse