Open/Close Menu Nuestra misión es brindar servicios excepcionales para lograr que las personas con discapacidades o con autismo y sus familias tengan en sus comunidades igualdad de oportunidad de vivir, educarse, trabajar y divertirse.

Hoy queremos hablarles de la conducta, ¿hablarles? Qué costumbre la de redactar en insertar la palabra hablarle, y es que es hasta cierto punto a mi me gusta porque siento que realmente estoy teniendo una conversación con cada uno que nos lee; y eso es precisamente lo que quiero. Que este mensaje llegue y sientas que existe comprensión y empatía. Bueno ahora, ¡a lo que vinimos!

La conducta, ¿cómo empezar? Pues, la conducta es la actividad de un organismo que hace posible la adaptación a su medio específico y que le proporciona control e independencia frente a dicho medio. ¡En arroz y habichuelas! La conducta es aquel reflejo a un estímulo, esa que se manifiesta después de decir un no o un sí o tal vez un en otra ocasión. Muchas veces tendemos a confundir la conducta con las actitudes o pensamos que se hereda. Si bien ya venimos de fábrica con unos rasgos de personalidad, la conducta se va formando desde el día que llegamos a este mundo a medida que nos enfrentamos a diferentes situaciones en nuestro entorno. Por eso no debes asustarte ni pensar, ¿con qué tipo de conducta vendrá mi bebé?

Como bien expliqué la conducta es algo que se desarrolla según nos enfrentamos a situaciones.   El entorno familiar es un factor que influye en la conducta de aquellos que están dando los primeros pasos en la vida, la sociedad, la cultura, la escuela, la universidad, el trabajo; en fin muchas de las áreas en las que nos movemos son factores que de una forma u otra pueden afectar nuestras conductas.

Pero ahora vamos a enfocarnos en nuestros niños, los que se van formando y abriendo paso en este mundo que va más rápido que un botón de “quick defrost” en el microondas. Así mismo lectores; la vida va rápido y nosotros tenemos que velar por el desarrollo de nuestros pequeñines dentro de esa aceleración. Muchas veces notamos patrones de conducta dentro de nuestro hogar y es probable que pensemos que es pasajero y luego nos damos cuenta que nos hicieron el mismo berrinche en el supermercado porque simplemente le dijimos “no voy a comprarte ese dulce”. Desobediencia, actitudes y manejo de emociones son situaciones que nuestros niños manifiestan en nuestro hogar a medida que vamos educándolos. Muchas veces nos sentimos frustrados y agobiados por que pensamos que esa conducta no podrá cambiar nunca. ¡No te desesperes! Las conductas se aprenden, por lo tanto pueden ser cambiadas, lo que facilitará la crianza de tu hijo.  De eso se trata el próximo taller que estará ofreciendo el equipo de Trabajo Social de SER de Puerto Rico: ¿Cómo manejo la conducta de mi hijo en casa? Ya sabes, la conducta es algo sobre lo que todos los padres tenemos cuentos para contar y situaciones en las que a veces necesitamos un empujón y una perspectiva diferente. Te invito a que te des la oportunidad y si conoces otros padres que están pasando por la misma situación nos acompañen en el taller este próximo 24 de septiembre a las 9am en la Salón de Conferencia de SER de Puerto Rico en San Juan; para más detalles puedes comunicarte con: Adriani Cartagena (TS) 787-767-6710 ext. 5073.

¡Hasta la próxima!

-SER Mamá

a-tad-angry-1433924

© 2017 Ser de Puerto Rico
Top
Follow us: